AddThis Social Bookmark Button

Comprimir archivos o empaquetarlos en Unix nos ayuda a ocupar menos espacio en nuestro disco duro, o por ejemplo mantener vesiones de nuestros códigos fuentes empaquetados. Muy útil para respaldos o copias de seguridad, hay diversos tipos de compresión y se pueden aún combinar entre ellos. Aquí veremos las funciones y parámetros más utilizados de cada uno de ellos.

Vamos a comenzar con una pequeña descripción de que es comprimir y que es empaquetar

Un archivo comprimido es aquel que es una copia de menor tamaño de un archivo original. Para reducir su tamaño se utilizan modelos y algoritmos matemáticos de forma que la información del mismo ocupa un menor espacio de almacenamiento en disco duro.

Al comprimir un archivo este normalmente queda ilegible en su formato habitual, es decir si tengo un archivo de texto y lo comprimo, este no podrá se leído mientras este comprimido, para leerlo será necesario descomprimirlo nuevamente.

Empaquetar archivos se refiere a la acción de en un solo archivo tener la información de diferentes archivos que ocupan menor espacio en disco que están desempaquetados.

Tal vez te sea un poco confuso si sólo conoces la compresión mediante Winzip, a grandes rasgos, podríamos decir que si en un archivo Winzip pones un solo archivo este esta comprimido, pero si pones dos o más archivos, estos están empaquetados (La diferencia no es del todo correcta pero muestra la diferencia entre comprimir y empaquetar.)

Una buena técnica para respaldos es primero comprimir los archivos y después empaquetarlos, con lo que la reducción de uso de disco duro es considerable. Es recomendable utilizar estás técnicas con la información que no utilizas de manera continua.

Vamos a comenzar con los comandos de compresión de archivos.